15 ago. 2014

Blogger traveller: helado

¡Hola!
¿Cómo va el verano? Espero que lo estés disfrutando a tope, que ya sabes que se hace muy cortito y luego vienen las lamentaciones.... ;)

Yo voy a hacer otro paréntesis en este descanso bloguero para unirme por primera vez al proyecto de Paty Melocotón, del blog Mi dulce de melocotón. Se trata de una iniciativa en la que cada mes, los blogs participantes enseñan algún rinconcito de su ciudad siguiendo un tema propuesto para ello.

Este mes toca un tema muy veraniego, y que a mí me gusta un montón, que es el HELADO, así que he decidido participar con esta entrada, antes de volver a la rutina blogueril.

Para quien no me conozca, me presento rápidamente antes de empezar.
Cosiendo a mares se asienta en Laredo, una preciosa y animada villa de Cantabria, que espero irte enseñando cada mes, y que te invito a que conozcas.

Habitualmente puedes ver en mi blog un montón de cosas hechas con fieltro, como broches, llaveros, artículos personalizados..., todo hecho a mano y con mucho cariño, así que también te invito a que te des una vuelta por aquí y disfrutes de estos mares de fieltro.

Y después de hechas las presentaciones para unos y para otros, vamos a por el helado, ¡que se me hace la boca agua!


Desde el principio tuve muy claro que quería enseñarte ESTE HELADO. Si ya has visitado Cantabria alguna vez puede que ya los conozcas, sobre todo en Santander, aunque también tienen heladerías en Asturias e incluso en la provincia de Palencia.

Los helados de REGMA son míticos; uno no puede marcharse sin probarlos, y por supuesto también los podemos disfrutar en Laredo. Son helados cremosos, de sabor excepcional y natural -nada de colores chirriantes y fluorescentes-; habrá unos 10 sabores muy tradicionales, que no son demasiados, así que puedes ir probando hasta dar con tu favorito sin terminar con 20kg de más... Esto puede parecer raro, porque últimamente nos estamos acostumbrando a ver heladerías con un surtido infinito de sabores, y a cada cual más extraño, pero para mí sin duda es un acierto, porque con las combinaciones que puedes hacer, son más que suficientes para darte un buen capricho.

¡¡Y además son enormes!! Y el precio está muy bien en relación calidad-precio, o si los comparamos con otros helados más "industriales". Realmente merece la pena hacer cola (porque sí, casi siempre hay cola) y tomar uno de estos helados para merendar.


Mi  favorito es el de nata y fresa, que puedes ver en las fotos, pero ya te digo que es dificil decidirse...

La heladería está un poco apartada del paseo marítimo, pero justo al lado hay un jardín enorme donde empezar a dar cuenta del helado, porque si no quieres acabar pringado, al principio ¡hay que darse prisa! (por eso mis fotos tienen césped de fondo jeje, ya ves que empezaba a derretirse y no quería enseñarlo chuperreteado, que lo guay de estos helados es cómo los montan en el cono). Pero lo mejor una vez controlado, es darse un paseo por el pueblo, o acercarse a la playa y disfrutar de las estupendas vistas.


Ahora puedes seguir tomando helados con los demás amigos en Blogger Traveller Agosto, ¡yo me apunto!

Y tú, ¿qué sabor te pides?

--------------------------------------------------------------------------------------------
PD: ¿Sabéis que estoy de sorteo en mi página de Facebook? ¡seguro que os interesa!

10 ago. 2014

Tutorial paso a paso: monedero de fieltro con boquilla metálica

¡Hola!

Este Diseños por el Mundo me ha pillado de vacaciones, así que aunque llego tarde, porque me lo he tomado con muuuucha calma -las vacaciones no son para las prisas-, no quería faltar a la cita.

Ya tengo a todas las compañeras esperando en Holanda, que este mes era el país de destino. Si quieres puedes ver aquí sus trabajos para este viaje.


Holanda es uno de esos países europeos que mucha gente ha visitado, pero yo aún lo tengo pendiente, así que me he dedicado a navegar un poco buscando información para decidir qué poner en la maleta... Y es que lo primero que se me venía a la cabeza eran los famosos tulipanes, pero como ya había muchos, quería proponer algo diferente.

Al final me he decantado por una curiosidad. Porque está claro que la flor nacional de Holanda es el tulipán, pero... ¿y de animales? ¿Cuál es el animal nacional? Pues aunque parezca increíble, ¡¡es el LEÓN!! Y no es porque haya muchos leones en Holanda... Realmente es el animal que aparece representado, en color naranja, en el escudo del país desde el siglo XIII y que se ha mantenido hasta hoy. 


De hecho, si recuerdas un poco del mundial de fútbol, los aficionados holandeses van siempre vestidos de naranja y disfrazados de león. Así que ahora ya sabes que no es por llamar la atención -que un poco también-, sino porque es un símbolo representativo del país, y que ellos lucen con mucho orgullo.

Yo me he tomado la libertad de hacer un león algo más parecido a los que se ven en el fútbol que al del escudo. Y al final no he renunciado a las flores, porque al fin y al cabo... ¿qué es Holanda sin sus flores? 

Te traigo un tutorial para que puedas hacerte paso a paso un monedero de boquilla, decorado con un león naranja, para que en este viaje a Holanda lleves siempre a mano la calderilla.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...